Ama, vive y come FLORES!!!!

 

Seguramente alguna vez te ha pasado por la cabeza si las flores se pueden comer ¿no es así?. Pues en efecto, la gastronomía floral es una manera de introducir a nuestros platos no sólo poesía, refinamiento, aromas o recreación a la vista sino también un aporte sano y nutritivo.

Las flores normalmente han sido pensadas para cultivarlas y admirar sus cualidades y virtudes en cuanto a belleza y olor, sin embargo antiguamente ya diferentes culturas como la romana, griega o hindú utilizaban flores en sus platos culinarios, para añadir color, sabor y también por sus virtudes terapéuticas .

¿Se pueden comer todo tipo de flores?.

Aparentemente comerse una flor no representa ningún peligro, pero hay que tener en cuenta que muchas son comestibles pero otras son muy tóxicas, así que al escogerlas para comer hay que tomar muchas precauciones.

Entre las flores comestibles más conocidas destacan las rosas y las flores amarillas de las calabazas, las malvas, el jazmín, los claveles, las violetas, las amapolas, entre otras.

Es importante consumir las flores que han sido destinadas al uso comestible y de una procedencia fiable y de origen biológico .(no fertilizantes y/o insecticidas).

Asimismo, hay que procurar evitar las flores potencialmente dañinas para la salud como: La Azalea, la hiedra inglesa, la flor del tabaco, el Iris, los lirios, los narcisos, entre otras.

Así que para que le des a tu paladar una nueva explosión culinaria, aquí te proponemos una exquisita receta floral:

Ensalada de Flores con Quinoa

 

 

Ingredientes: 

1 taza de quinoa blanca, cocida.

1/2 taza de quinoa roja, cocida

1/2 calabacín picado en cubitos

1/2 taza de pimientos rojos y amarillos

1 taza de tomates cherry, cortados por la mitad

1 taza de espinaca tierna, picadita.

1 taza de brócoli picadito

1/2 taza de fresas picaditas en 4.

Sal y pimienta

Flores comestibles variadas

Para la vinagreta:

1 diente de ajo

2 cucharadas  de tahini

Jugo de 1/2 limón

1/2 taza de aceite de oliva

Sal y pimienta

1 cucharada de linaza

Preparación:

  1. Pon a hervir la quinoa por aproximadamente 20 minutos, escúrrela y déjala enfriar .
  2. Por otro lado, hierve el calabacín por 8 minutos, escúrrelo y enfríalo con agua helada.
  3. Hierve el brócoli por 5 minutos, escúrrelo y enfríalo con agua helada también.
  4. En un bol, mezcla las quinoas con el calabacín, brócoli, espinaca, tomate, fresas, sal y pimienta.
  5. Para la preparación de la vinagreta o salsa, utiliza un bol y pon todos los ingredientes para el aderezo, mézclalos hasta que estén bien incorporados y vacíalo a la ensalada.
  6. Sirve tu plato y decóralo con todo tipo de flores comestibles, añade un poquito de aceite de oliva y A DISFRUTAR!!!

 

Leave a Comment